Por qué adoro mi pueblico

Capçalera
Soy una afortunada. La ciudad es mi hábitat: que no me quiten los atascos, los embotellamientos de los sábados en las zonas comerciales o los ensayos del vecino DJ a las tantas de la noche. Pero que no me quiten mi pueblico -el pueblico natal del sposo, vaya- porque me da algo. Sus amaneceres, su olor a verde, su ritmo.
Soy su habitante “adoptada” desde que conocí a J., hace casi unos -brrrrrfffff- 10 años ya. Al principio nuestra relación (con el pueblico, quiero decir) fue de flechazo. Aunque la ciudad donde vivimos es pequeña, para mí conocerlo fue como el “gran despertar”. Todo me sabía -y me sabe- buenísimo y me encantó la calidez de su gente. Luego, como en toda relación, la pasión dio paso al conocimiento mutuo y al cariño. Reconozco que algunos viernes por la noche, cuando nos trasladamos allí para pasar el fin de semana, me puede más la pereza y me sería más placentero quedarme en casa con nuestro plan tradicional del viernes noche: pizza + vinito + peli. Pero cuando me despierto allí el sábado por la mañana el chip me cambia por completo.
Por eso digo que soy una afortunada avariciosa: porque puedo tener ambas cosas, ciudad y pueblico, de manera regular durante el año. Y no os imagináis cuánto lo valoro. Allí desconecto, me relajo y me da tiempo a fijarme en detalles que en ocasiones se me pasan por alto cuando nos quedamos en casa. Es allí donde se me ocurren algunas de mis mejores ideas, donde descanso y recupero el sueño (yo, alondra perdida, quien se despierta a las 6 de la mañana sábados y domingos incluidos, para aprovechar el día), y donde puedo practicar una de mis grandes aficiones, la fotografía –amateur, of course-. Desde aquí un abrazo a mi suegra -todavía no me lee, que conste-, quien nos trata como a reyes y sin la cual esto no sería posible (de aquí a los Oscar sólo hay un paso).
20160124_120549
¿Y vosotr@s, sois más de pueblo, de ciudad, o avaricios@s afortunad@s como servidora?
Lourdes.
Anuncios

4 comentarios en “Por qué adoro mi pueblico

  1. Holaaaaa! Pues yo soy más de ciudad, pero de vez en cuando reconozco que me gusta desconectar en el pueblo de mi maridín, este verano estuvimos unos días y no paré de hacer fotos para mi instagram, cómo bien dices, en estos sitios de tanta paz te inspiran muchas cosas. Un beso!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Ay, si es que como estamos aprendiendo la creatividad la podemos encontrar en todas partes! Más en lugares así, y en contacto directo con la naturaleza. ¡Jeje, seguro que tu Instagram echaba chispas!

      Me gusta

  2. Te entiendo perfectamente!
    Yo también soy adoptiva en el pueblo de mi chico y adoro ese pueblo, es nuestro rincón de desconexión, el pueblo es tan pequeño que no puedes ni comprar el pan pero bar no falta jeje
    Cuando estoy allí no necesito nada más.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s