The first one

Eh, tú! Sí, tú! No hagas click en las aspas! 😉  Venga, que llevo desde las 6 de la mañana despierta para dar a luz a esta ventanita al mundo. Sé que el título puede sonar pretencioso, a la par que poco original (y algo Mourinhista, pa’ que negarlo, the special one…). Pero si algo aquí ha conseguido que sigas leyendo, dame un voto de confianza. De momento no puedo asegurarte que vaya a dirigirme a ti cada día, pero sí que voy a estar ahí a menudo, contándote mis inquietudes, enseñándote lo que me gusta, y sobre todo intentando alegrarte un poco el día. Que pa’ penas ya tenemos bastantes inputs! Así que si sigues ahí, gracias.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s